La elección del fabricante es el punto más importante para asegurarnos el éxito de la importación. Desde nuestras oficinas en China se estudian cada uno de los fabricantes candidatos; se realizan visitas a las fábricas y se piden informes sobre ellos. Al realizar todas estas actividades, podemos generar confianza al comprador de que el fabricante chino tiene los medios para asumir la producción; que sus métodos de trabajo son los mejores y que sus productos cumplirán los estándares de calidad solicitados por el comprador.
Los mínimos de compra o de fabricación en cualquier fábrica en China vienen estipulados por cada proveedor o fabricante. En el caso de no llegar al mínimo establecido por el fabricante queda la opción de comprar su producto en distribuidores mayoristas a un costo mayor.
Cuando nos reunimos con el comprador de la mercancía, posterior a la búsqueda de proveedores se elabora un presupuesto inicial y aproximado, en el que se indica el costo de la mercancía, los costos de transporte (nacional e internacional), seguros, aranceles e impuestos generados en la operación. Con esta información, el cliente puede tomar la decisión que considere.
Dependiendo del producto y de su categoría, este tendrá un tratamiento especial. En cada productos, además de los impuestos, hay que tener en cuenta el régimen de importación, si existen o no medidas de salvaguardia, o si son mercancías que requieren de permisos especiales. Los aranceles de los productos importados de China, al igual que de cualquier otro país, están detallados en el código armonizado. Cada producto tiene su propio código y su propio arancel. Nosotros le informaremos que trámites debe realizar para realizar una importación exitosa.
Las condiciones de pago de su compra en China las establecerá el fabricante. Por costumbre, las condiciones de pago en toda China son del 30% del valor del producto pagado por adelantado y el 70% restante, se pagará cuando la producción ha finalizado y hay un visto bueno para exportar la mercancía. Estás condiciones pueden variar, y también pueden mejorarse cuando se establece una relación comercial continua con el fabricante.
Los métodos de pago son los que el fabricante o proveedor considere convenientes; sin embargo la mayoría de proveedores aceptan las cartas de crédito ordinarias, las cartas de crédito a la vista, los giros en efectivo, o aceptaciones bancarias de bancos internacionalmente reconocidos. Después de una venta exitosa, los métodos de pago pueden ser negociados entre ambas partes.
Al acabar la producción, el personal de Cómprelo en China se desplaza a la fábrica para realizar el control de calidad del producto haciendo especial hincapié en los puntos que nuestro cliente nos ha destacado. Una vez finalizado, se le envía un informe al cliente con información sobre las muestras para confirmar el estado de ésta. Si se requiere un envío físico de muestras, se realizará a través de correo aéreo con cargo completo a nombre del comprador. Nuestro compromiso en Cómprelo en China es verificar que su producto será igual a las especificaciones enviadas por usted y además igual a la muestra que se le envía.
Como toda la mercancía sujeta a transporte, existe un riesgo implícito, sin embargo la forma del empaque y el embalaje de la mercancía a reducido en gran medida las averías sufridas por la carga. De todas maneras, Cómprelo en China siempre recomienda asegurar la mercancía.
Obviamente, Cómprelo en China no es directamente responsable por la garantía, pero le ayudará hasta su alcance para hacer valer sus derechos.
El tiempo de producción del producto se indica cuando se realiza el presupuesto, ya que es el fabricante quien lo indica.
El personal de Cómprelo en China es el encargado de que esos plazos se cumplan. Realizan visitas periódicas a las fábricas, y acordando plazos intermedios para la mercancía.
En el caso de que el cliente lo desee, Cómprelo en China y sus empresas asociadas pueden transportar la mercancía desde cualquiera de los grandes puertos de China o de los países en los cuales tengamos presencia hasta su almacén en el lugar de destino. La modalidad de transporte puede ser aérea, marítima o terrestre o combinada.
Los trámites de aduanas son un paso completo. Es por eso, que Cómprelo en China tiene acuerdos con grandes agentes de aduanas en diversos puertos internacionales que permiten realizar estos trámites de una forma ágil y precisa. Al momento de ingresar al territorio fiscal y aduanero de Colombia la gestión impositiva es realizada por las Sociedades de intermediación aduanera quienes actúan en nombre del importador ante la DIAN y realizan todas las actividades necesarias.
Nosotros hemos desarrollado alianzas importantes con proveedores de bienes y servicios para hacer la vida de nuestros clientes más fácil. Simplemente contáctese con nosotros y de ahí nosotros lo remitiremos a nuestro agente de viajes que le brindará toda la información relacionada además de unos descuentos especiales. En caso de que usted lo considere pertinente, nuestro personal en China lo acompañará a las ferias para lograr un mayor acercamiento a los proveedores. Contará con intérpretes español – inglés – mandarín y un acompañamiento en caso tal que desee realizar algún negocio allí.